PORTAL FAN DE U2 EN ESPAÑA U2 The Joshua Tree Tour 2017

Origen

 “La gira de rock más espectacular puesta en escena por un grupo.”

Así se refirió Tom Doyle, periodista de la revista Q y uno de los más importantes críticos musicales, a la gira Zoo TV de 1992 en su décimo aniversario (2002). U2 Zoo TV: ese fue el nombre elegido por U2 para dar la vuelta al mundo presentando su álbum Achtung Baby (1991).

La gira visitó pabellones y estadios de 1992 a 1993 para dejar constancia de la nueva dirección musical que había tomado el grupo con ese último trabajo. Tenían la intención de hacer un punto y aparte en su carrera. En contraste con los diseños de escenarios austeros de U2 de giras anteriores, Zoo TV contó con la puesta en escena de un gran show multimedia. Se satirizó sobre la televisión y los medios de comunicación, por la “sobrecarga sensorial” que intentaban inculcar en su audiencia. Para escapar de esa reputación seria que la que se les identificaba hasta la fecha, U2 adoptó una imagen más desenfadada y autocrítica para esta gira. Zoo TV y Achtung Baby suponían la reinvención del grupo.

El concepto de la gira se inspiró en la disparatada programación de televisión, el efecto desensibilizante de los medios de comunicación, y los programas de radio matutinos. El escenario contó con docenas de grandes pantallas de vídeo que mostraban efectos visuales, secuencias de vídeo de la cultura pop, y frases de texto parpadadeantes. Al espectáculo se añadieron conexiones en directo vía satélite, zapping, llamadas de broma, y confesionarios de vídeo. Mientras que U2 eran conocidos por sus solemnes directos en la década de 1980, las actuaciones de ZooTV del grupo fueron intencionalmente irónicas y teatrales. Sobre el escenario Bono interpretó varios personajes que concibió, entre ellos “The Fly”, “Mirror Ball Man”, y “MacPhisto”. A diferencia de otras giras de U2, cada uno de los shows del Zoo TV abría con entre seis y ocho nuevas canciones consecutivas antes de deleitar con material anterior.

Consta de cinco tramos y 157 shows. La gira comenzó en Lakeland, Florida, el 29 de febrero de 1992 y terminó en Tokio, Japón, el 10 de diciembre de 1993. Los primeros cuatro legs alternaron América del Norte y Europa, antes de visitar Australia y Japón en la última etapa. Después de dos tramos por pabellones, la producción se amplió para estadios para los últimos tres legs, que fueron denominados “Broadcast Outside“, “Zooropa“, y “Zoomerang / New Zooland“, respectivamente. Aunque la gira provocó una oleada de reacciones por parte de los críticos de música, fue en general bien recibida. Además de ser la más taquillera gira norteamericana de 1992, Zoo TV vendió alrededor de 5’3 millones de entradas a través de sus cinco tramos. En 1993 la banda publicaba el álbum Zooropa, que se expandía en la temática de los medios de comunicación de Zoo TV, siendo grabado durante una pausa en la gira. Las canciones contenidas en este disco se interpretaron en directo en 1993.  En 1994, ganaron el Grammy por la película/concierto  U2 Zoo TV: Live from Sydney. Los críticos consideran a Zoo TV como uno de los tours más memorables del rock.

Concepto

u2-zoo (24)

Las primeras ideas de U2 para Zoo TV surgieron durante el Tour Lovetown en 1989, cuando varios aspectos de la programación de radio despertaron la curiosidad en el grupo, sobre todo por la gran audiencia en radio de sus conciertos de Dublín. Las payasadas de los matutinos programas de radio inspiraron a la banda a considerar la inclusión de una estación de radio pirata en la gira. También estaban interesados en el uso del vídeo como una forma de hacerse menos accesibles a su público. La banda desarrolló estas ideas a finales de 1990 durante la grabación de Achtung Baby en Berlín en Hansa Studios. Mientras que en Berlín vieron la cobertura televisiva de la Guerra del Golfo en Sky News, que fue la única programación disponible en inglés. Cuando se cansaron de oír hablar del conflicto, sintonizaron la programación local para ver “malas telenovelas alemanas” y anuncios de coches. La banda creyó que en la televisión por cable se habían desdibujado las líneas entre noticias, entretenimiento y teletienda, y quisieron representar esto en su próxima gira.

La yuxtaposición de dicha programación dispar inspiró a U2 y al co-productor de Achtung Baby, Brian Eno, para concebir un “espectáculo audiovisual” que mostrara una mezcla de vídeo en directo y pregrabado en los monitores. La idea tenía como intención burlarse del efecto desensibilizante de los medios de comunicación. Eno explicó su visión para la gira:

“La idea de hacer una puesta en escena con una gran cantidad de diferentes fuentes de vídeo fue mía, para crear un caos de material descoordinado al mismo tiempo… la idea de que alejarse del vídeo ayudaría a la gente a ver al grupo con mayor facilidad, es decir, el vídeo como forma de oscurecer al grupo, perderles a veces en una red de material.”

Mientras que en un descanso de la grabación, la banda invitó al diseñador de producción Willie Williams a unirse a ellos en Tenerife en febrero de 1991. Williams había trabajado recientemente en la gira Sound+Vision Tour de David Bowie, que utilizaba proyectores y contenidos de vídeo, y que estaba dispuesto a “llevar el espectáculo de rock de vídeo a un nivel todavía inimaginables”. La banda tocó a Williams algo de su nueva música – inspirada en el rock alternativo, la música industrial y dance electrónico. Williams también se fijó en el afecto de la banda hacia el Trabant, un coche de Alemania del Este que sarcásticamente se convirtió en un símbolo de la caída del comunismo. Williams pensaba que su afición por el coche era “muy, muy extraña” pero, no obstante, la incorporó a sus ideas para el tour. En mayo, una lluvia de ideas dio con la ocurrencia de construir un sistema de iluminación utilizando Trabants colgándolos del techo y vaciarlos para llevar los focos.

El 14 de junio de 1991, se celebró la primera reunión de producción de la gira, con Williams, la banda, el mánager Paul McGuinness, la artista Catherine Owens, y los productores Steve Iredale y Jake Kennedy. Williams presentó sus ideas, que incluían el sistema de iluminación Trabant y la colocación de monitores de vídeo por todo el escenario; siendo ambas nociones bien recibidas. La idea original de Eno era tener las pantallas de video en las ruedas y en constante movimiento, aunque esto era poco práctico. Williams y el grupo propusieron muchas ideas que no llegaron a la etapa final del diseño. Una de esas propuestas, denominada “Autopista Madness”, habría colocado carteles que anunciaban productos reales por el escenario, similar a su ubicación al lado de las carreteras. La idea radicaba en la ironía, pero fue desechada en última instancia, por temor a que la banda fuera acusada de venderse. Otra idea proponía la construcción de un muñeco gigante de “Achtung Baby”, con un pene inflable que dispara spray al público, pero se consideró demasiado caro y se tiró al cubo de la basura.

En agosto, se completó un prototipo de un solo Trabant para el sistema de iluminación, con sus entrañas alojando un equipo de iluminación, y con la chapa repintada. Williams pasó la mayor parte de la segunda mitad de 1991 trabajando en el diseño del escenario. Owens insistió en que dieran prioridad a sus ideas, al pensar que los hombres habían estado tomando todas las decisiones creativas de U2 y estaban centrados en los diseños masculinos. Con el apoyo del bajista Adam Clayton, reclutó artistas visuales de Europa y Estados Unidos para organizar imágenes y llevarlas a las pantallas del escenario. Entre estas personas se incluyen el videoartista Mark Pellington, el artista conceptual David Wojnarowicz, y el grupo satírico Emergency Broadcast Network, para trabajar digitalmente la imagen y el sonido. Pellington presentó una colección de frases de texto para las presentaciones visuales, inspirados por su trabajo con la artista Jenny Holzer. La idea se puso en práctica en el vídeo del primer single de Achtung Baby, “The Fly“. Bono también ideó y recogió numerosas frases durante el desarrollo del álbum y la gira. El contenido adicional de vídeo pre-grabado fue creado por Eno, Williams, Kevin Godley, Carol Dodds, y Philip Owens.

El 13 de noviembre, U2 confirmó el nombre de “Zoo TV Tour” y sus planes para colocar pantallas de vídeo a través del escenario y construir un sistema de iluminación a bordo de Trabants. McGuinness viajó a Alemania del Este para comprar Trabants de una fábrica en Chemnitz recientemente cerrada. En enero de 1992, Catherine Owens empezó a pintar los coches. Como ella describió, “la idea básica era que las imágenes de los coches no tuvieran nada que ver con el propio vehículo.” Uno de estos diseños era el “fertility car” (“coche de la fertilidad”), a base de anuncios personales de periódicos y un dibujo de una mujer dando a luz, mientras que una cuerda la ataba a los testículos de su marido. Williams y el artista chileno René Castro también presentaron obras de arte en los coches.

Diseño y producción

u2-zoo (22)

“Queríamos hacer algo que nunca se hubiera visto antes, utilizando la televisión, el texto y las imágenes. Era un proyecto muy grande y costoso para utilizar a la vez. Nos dejamos llevar por las nuevas tecnologías.”

(Larry Mullen Jr.)

Los escenarios de ZooTV fueron diseñados por Willie Williams, diseñador de escenarios de U2 desde War Tour 1982-83. En lugar de las producciones austeras y minimalistas que habían acompañado a U2 en la década de los ochenta, Zoo TV era un montaje complejo, diseñado para inculcar una “sobrecarga sensorial” en su público. Pantallas de vídeo gigantes que no sólo mostraban primeros planos de los miembros de la banda, sino también vídeos, transmisiones de televisión en directo (interceptado por un satélite que el grupo llevó de gira consigo), y frases de texto pre-grabadas. Titulares al estilo tabloide corrían por los extremos del escenario. El abrazo de la banda a dicha tecnología se entiende como un cambio radical en la forma, y como una crítica sobre la naturaleza penetrante de la tecnología. Esto llevó a la prensa a describir el espectáculo como “irónico”.

Se utilizaron varias versiones del escenario durante la gira. Las dos primeras etapas de 1992 fueron interiores e hicieron uso de las versiones más pequeñas, que incluían cuatro Vidiwalls (pantallas gigantes de televisión de marca Philips); seis Trabants pintados y suspendidos encima del escenario; 36 monitores de televisión; y un escenario B, una pequeña plataforma remota que se conectaba al escenario principal por una rampa. Un séptimo Trabant para dicho escenario secundario utilizado como cabina DJ y una bola de espejos.

u2-zoo (1)

Para rediseñar el escenario para la gira norteamericana por estadios “Outside Broadcast” (1992), Williams colaboró con los escenógrafos Mark Fisher y Jonathan Park, quienes habían trabajado en la puesta en escena de la gira Steel Wheels Tour de los Rolling Stones. El set se amplió para aumentar el escenario (76×24 metros), y los Vidiwalls se complementaron con cuatro pantallas de vídeo más grandes. Williams se encontró con dificultades en el diseño del sistema de iluminación al aire libre, porque en este tramo ya no se tenía un techo. Se apoyó en las propios focos de los estadios y en luces colocadas estratégicamente en la estructura de detrás de la banda. Las “agujas” del escenario, que pretendían emular a torres de transmisión, eran tan altas que la Administración Federal de Aviación les obligó a añadir luces intermitentes de advertencia. El aspecto final en su conjunto se comparó con los paisajes urbanos tecno-futuristas de Blade Runner y la obra del escritor ciberpunk William Gibson. El escenario B se encontraba al final de una de una pasarela de 46 metros de largo. El set más grande que se usó contaba con 176 altavoces (46 cm), 592 subwoofers (25 cm), altavoces de gama media, 18 proyectores, 26 micrófonos en el escenario, dos Betacam y dos cámaras Video-8 portátiles , además de 11 Trabants suspendidos por grúas sobre el escenario. Al aire libre, el set utilizado para las mangas de 1993 fue más comedido debido a problemas de presupuesto, y descartó a los Trabants que colgaban desde grúas para, en su lugar, poner tres coches colgantes detrás del kit de batería. Todas las pantallas de proyección fueron reemplazadas con “cubos” de vídeo. Los proyectores no eran lo suficientemente brillantes para las noches de verano europeas cuando oscurece más tarde.

Para hacer realidad las ideas de producción de vídeo, se contruyó el equivalente a una sala de control de televisión valorada en 3 millones y medio de dólares. Por debajo del escenario, Dodds, director de video, manejaba un sistema a medida construido por Philips llamado CD-i. Usaba cinco sistemas de cámaras, 12 reproductores Laser Disc, y una antena parabólica, y necesitó 12 directores, 19 asistentes de vídeo, y dos estaciones de mezcla separadas para operar. A pesar de la complejidad de la producción, el grupo decidió que la flexibilidad en la duración y el contenido de los espectáculos era una prioridad. The Edge dijo:

“Esa fue una de las decisiones más importantes que hemos tomado desde el principio, que no íbamos a sacrificar la flexibilidad. Lo que hemos diseñado es un sistema que es a la vez muy complicado y de alta tecnología, pero también es increíblemente simple y práctico, controlado por personas… en ese sentido, sigue siendo una actuación en directo.”

Esta flexibilidad permitió improvisaciones y desviaciones del programa previsto. Eno recomendó que U2 filmara sus propias cintas de vídeo de modo que pudieran ser editadas y puestas en bucle en la sección de vídeo con mayor facilidad, en lugar de depender enteramente de vídeo pre-secuenciado. La banda mostraba nuevos vídeos en las pantallas según avanzaba la gira. Eno hablaba así sobre la coordinación del vídeo con el directo:

“El show depende de algún tipo de respuesta a lo que está sucediendo en este momento en ese lugar. Así que si resulta que quieren hacer una canción durante cinco minutos más, se puede utilizar el material de nuevo para que no se queden repentinamente con las pantallas en negro a mitad del quinto verso.” 

Una tripulación de 180 personas viajaban en 12 autobuses y un avión fletado conocido como el Zoo Plane. Para los shows en estadios americanos, se necesitaron 52 camiones para transportar 1.089 toneladas de los equipos, a 4’8 km de cableado, 12 carretillas elevadoras, y una de grúa de 36 toneladas; el escenario del millón de dólares se construyó en un proceso de 40 horas con la ayuda de 200 trabajadores locales. El sistema de sonido utilizado gozaba de más de un millón de vatios y pesaba 27 toneladas.

Itinerario

Los ensayos para la gira comenzaron en diciembre de 1991 en The Factory, Dublín. Durante este tiempo, Eno consultó a U2 en los aspectos visuales del espectáculo. La banda encontró difícil recrear todos los sonidos del nuevo álbum. Consideraron apoyarse en músicos adicionales, pero su apego sentimental a la identidad del cuarteto prevalecieron.  Se fueron de Dublín el 19 de febrero de 1992 y se instalaron en el Lakeland Civic Center en Lakeland, Florida, para los ensayos antes del estreno el 29 de febrero.

A diferencia de muchas de las giras anteriores del grupo, que comenzaron antes o coincidiendo con el lanzamiento de un nuevo álbum, Zoo TV comenzó cuatro meses después de que Achtung Baby llegara a las tiendas, dando a los fans más tiempo para familiarizarse con las nuevas canciones. En la noche del estreno, el álbum ya había vendido tres millones de copias en los EE.UU. y siete millones en todo el mundo. Los primeros dos tramos de la gira de 1992 fueron en estadios cubiertos, comprendiendo 32 conciertos en América del Norte de febrero a abril y 25 en Europa de mayo a junio. Mientras que la banda había recorrido América del Norte cada año entre 1980 y 1987, habían estado ausentes del circuito estadounidense durante más de cuatro años antes de Zoo TV. El negocio de los conciertos en Estados Unidos se encontraba en un bache en ese momento, y el itinerario de las dos primeras mangas por lo general permitió sólo un espectáculo por ciudad. La intención era anunciar el regreso de la banda a las principales ciudades, medir la demanda de entradas, y reintroducir la noción de “entrada caliente” (“hot ticket”) para los interesados en ir al concierto. Las entradas para el concierto inaugural en Florida se agotaron por teléfono en cuatro minutos. La demanda superó a la oferta en una proporción de de 10 a 1. Para combatir la reventa de entradas, U2 trató de evitar la venta de entradas en taquilla tanto como fuera posible, prefiriendo vender por teléfono. Los sistemas telefónicos de varias ciudades se colapsaron cuando las entradas del Zoo TV salieron a la venta; La compañía telefónica Pacific Bell de Los Angeles registró 54 millones de llamadas en tan sólo cuatro horas, mientras que en Boston el sistema quedó temporalmente fuera de servicio.

En Europa, los datos de la venta de entradas se mantuvieron en secreto hasta que los anuncios radiofónicos anunciaron que las entradas habían salido a la venta en taquilla. En muchos casos, las entradas se limitaron a dos por persona para impedir la reventa. Debido a los costes de producción y los pabellones relativamente pequeños, la manga europea perdió dinero. McGuinness había planeado grandes conciertos al aire libre en Berlín, Turín, Polonia, y en Viena para ayudar a la gira a conseguir el punto de equilibrio, pero sólo terminó produciéndose el concierto de Viena.

Los ensayos de “Outside Broadcast” se iniciaron en Hersheypark Stadium en Hershey, Pennsylvania, a principios de agosto de 1992; con público se celebró el 7 de agosto. Los problemas técnicos obligaron a refinar el espectáculo. Seis días antes del concierto inaugural programado en el Giants Stadium, el grupo retrasó el concierto por un día, debido a la la dificultad de montaje de la gran producción al aire libre y a la destrucción de la gran pantalla en una tormenta de viento. En el momento en que “Outside Broadcast” comenzó, Achtung Baby había vendido cuatro millones de copias en los EE.UU. Las entradas para el tramo europeo “Zooropa” salieron a la venta en noviembre de 1992, iniciándose en mayo de 1993. Para U2, fue el primer itinerario completo por estadios de Europa y la primera vez que visitaron algunos territorios. Más tarde llegaría la etapa “Zoomerang” por estadios del Pacífico de noviembre a diciembre de 1993, gozando el grupo de más días libres entre los conciertos que en los tramos anteriores.

Aunque el viaje fue catalogado como co-patrocinado por MTV, el grupo decidió prescindir de un patrocinio corporativo explícito. Los miembros del grupo, en especial Larry Mullen Jr., estaban seguros de que la gira sería rentable. El coste diario de la producción de la gira fue de 125.000 dólares.

Intentaron convencer a Philips para que donara el equipo de vídeo aunque sin éxito, y la banda tuvo que pagar por él. Con el fin de sufragar los grandes gastos de los conciertos del Pacífico, U2 exigió garantías de peso por parte de los promotores locales, en lugar de compartir la carga financiera como lo habían hecho hasta entonces. Esto a veces causó que los promotores subieran los precios de las entradas por encima de los niveles habituales, que a su vez supuso menos aforos completos. El margen de beneficio se encontraba entre un cuatro y un cinco por ciento en la mayoría de los shows que colgaron el cartel de entradas agotadas.

U2Spain, como portal fan de U2 en España sin ánimo de lucro, respeta todos los derechos de propiedad intelectual e industrial de las personas físicas y jurídicas relacionadas con la banda y marca registrada U2 de Not Us Ltd, especialmente:

logo-universallogo-u2comlogo-island

SIGUE A U2 EN ESPAÑOL

Portal de U2 en español U2 Spain © 2004-2017

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Política de cookies